Meac junio 15, 2018

El invento de León Theremin y las bandas sonoras

León Theremin, físico y músico ruso, descubrió el instrumento que lleva su nombre cuando estudiaba las ondas electromagnéticas. Estaba investigando la detección del movimiento a través de las ondas cuando descubrió que la presencia de un objeto en un campo electromagnético alteraba la frecuencia reproducida por el dispositivo. Su inquietud artística le llevó a utilizar el dispositivo descubierto para crear música.

En un theremín, esta vibración se produce por la corriente eléctrica que genera el instrumento mediante un complejo sistema de válvulas y bobinas. Esta corriente eléctrica crea un campo electromagnético en el que las manos del músico interfieren al acercarse a sus antenas, controlando las oscilaciones de la corriente y creando ondas de sonido.

La corriente que se produce tiene una frecuencia que no capta el oído humano, así que este aparato también mezcla dos corrientes para cambiar la frecuencia y hacerla audible.

Tanto por su sonido espectral como por su ejecución, ya que las manos no llegan a tocar el instrumento, inevitablemente se utilizó desde sus inicios para crear música de películas de misterio y terror.

Algunas de las películas más famosas en las que se utiliza este instrumento

Ghostbusters o en su versión hispana, Cazafantasmas, una película de 1984 y cuya banda sonora corre a cargo de Elmer Bernstein.

El compositor de origen húngaro Miklós Rózsa creo la banda sonora del film The Lost Weekend, cuyo tema principal está ejecutado con un Theremin. El mismo año también se estrenó el film de Alfred Hitchcok Spellbound, cuya música también está compuesta por Rózsa y su tema principal comienza con un Theremin.